Qué son los grados penitenciarios en España y cómo funciona cada uno. Este es el asunto que nos ocupa esta semana y que queremos abordar —como es nuestra costumbre— tratando de dejar claras las cuestiones más urgentes. Antes de avanzar en nuestro cometido, como no puede ser de otra forma, nos ponemos a tu disposición para que nos puedas hacer llegar cualquier duda al respecto, sabiendo que somos abogados expertos en Derecho Penitenciario en Vitoria.

Qué son los grados penitenciarios en España y cómo funciona cada uno

En España, los grados penitenciarios son una clasificación de los internos en función de su peligrosidad, su grado de adaptación al centro penitenciario y su progreso en la reinserción social. Existen tres grados penitenciarios: el primer grado, el segundo grado y el tercer grado.

Características de cada grado penitenciario

Primer grado

También conocido como régimen cerrado, es el grado de mayor restricción y se aplica a los internos que presentan mayor peligrosidad o que han cometido delitos especialmente graves. Los internos en primer grado permanecen en régimen de aislamiento en celda individual y tienen limitadas las actividades y los contactos con otros internos y el exterior. Solo pueden salir de su celda durante unas horas al día para realizar actividades concretas, como el aseo personal o la atención médica.

Segundo grado:

También conocido como régimen ordinario, es el grado intermedio y se aplica a la mayoría de los internos. Los internos en segundo grado pueden realizar actividades en grupo y tienen acceso a talleres, actividades deportivas y culturales, así como a visitas y comunicaciones con el exterior. Además, pueden solicitar permisos para salir del centro penitenciario bajo determinadas condiciones, como el trabajo o la formación.

Tercer grado

También conocido como régimen abierto, es el grado de menor restricción y se aplica a los internos que han demostrado un alto grado de adaptación al centro penitenciario y un avance en la reinserción social. Los internos en tercer grado pueden salir del centro penitenciario de forma regular y cumplir su condena en un centro de inserción social o en su domicilio, bajo la supervisión de un equipo de seguimiento.

El paso de un grado a otro se realiza mediante una evaluación periódica de la situación del interno, que tiene en cuenta aspectos como la peligrosidad, el riesgo de fuga, el grado de reinserción social, la existencia de arrepentimiento o la colaboración en el esclarecimiento de los hechos delictivos. En caso de que se produzca una incidencia o una falta de conducta por parte del interno, se puede proceder a una revisión de su grado penitenciario y a una posible modificación del mismo.

¿Cómo puede lograrse una rebaja del grado penitenciario?

En España, una persona que ha sido condenada a una pena de prisión puede solicitar una rebaja del grado penitenciario para acceder a un régimen de cumplimiento más favorable. Antes de avanzar, te recordamos que estamos a tu disposición para asesorarte y/o trabajar en la consecución de una rebaja de tu grado penitenciario.

A continuación, se presentan algunos de los medios para lograrlo:

Cumplimiento de requisitos legales: La ley establece ciertos requisitos para el acceso a los diferentes grados penitenciarios, por lo que una persona puede solicitar una rebaja del grado penitenciario si cumple con los requisitos establecidos.

13 + 12 =

Conducta: La buena conducta es uno de los factores más importantes a la hora de obtener una rebaja del grado penitenciario. Los internos deben cumplir con las normas establecidas en el centro penitenciario, participar en actividades formativas y laborales, y demostrar un comportamiento adecuado.

Participación en programas de tratamiento: Los programas de tratamiento ofrecidos en las cárceles, como los programas de desintoxicación, de rehabilitación, y de habilidades sociales, pueden ser tomados en cuenta para la rebaja del grado penitenciario.

Trabajo: La realización de un trabajo remunerado o no remunerado en la cárcel también puede ser un factor que se tenga en cuenta para la rebaja del grado penitenciario.

Cumplimiento de objetivos: Los internos pueden fijarse objetivos de cumplimiento de sus penas y metas personales, que pueden ser valoradas por el equipo técnico de la prisión y servir para lograr una rebaja del grado penitenciario.

Es importante destacar que la decisión de conceder o no una rebaja del grado penitenciario queda en manos de los equipos técnicos de la prisión y, en última instancia, del juez de vigilancia penitenciaria.

Asesoramiento sobre grado penitenciario en Vitoria

Qué son los grados penitenciarios en España y cómo funciona cada uno

Si necesitas Asesoramiento sobre grado penitenciario en Vitoria respecto de la situación de tu grado penitenciario, estamos encantados de ayudarte. Somos expertos en Derecho Penal y Penitenciario y trabajamos 24/7 a tu disposición. Haznos llegar tus dudas por cualquiera de los canales habilitados.

Abogado penalista en Vitoria, posa en su despacho y explica Qué son los grados penitenciarios en España y cómo funciona cada uno

Créditos de la imagen inicial: Foto de Hasan Almasi en Unsplash

Abrir WhatsApp
Haga su consulta
Haga su consulta